NEUROMARKETING COMO CIENCIA DE VENTA

neuromarketing, venta, marketing, redes sociales, digital

En neuromarketing se ha convertido en una excelente oportunidad para que las grandes y pequeñas empresas, así como los emprendedores, puedan aumentar las ventas de sus productos o servicios de una manera más práctica y efectiva.
Y es que por medio de esta técnica, que se basa en el estudio del impacto del marketing en la mente del humano, es posible vender en tiempos de crisis todo aquello que satisface una o varias necesidades de las personas. 


¿De qué va el neuromarketing?

El neuromarketing es una ciencia que se encarga de estudiar el comportamiento de las personas como respuesta a una serie de estímulos relacionados con el proceso de compra de productos, los cuales están de forma intrínseca en la publicidad.
Para ello, hace uso de una serie de técnicas como la encefalografía, la tomografía que emite positrones, la magneto encefalografía y la resonancia magnética, las mediciones del ritmo cardíaco, la electromiografía, el seguimiento ocular y la respuesta galvánica de la piel.
Esto la ha ubicado como una de las estrategias para vender más con mayor eficacia en la actualidad, pues dependiendo de los datos que se obtienen de los estudios, cada empresa toma las decisiones que le ayudan a captar más clientes y por consiguiente incrementar su número de ventas.


¿Cómo usar neuromarketing para incrementar ventas en una tienda?
Aplicar el neuromarketing en una tienda para incrementar las ventas es un proceso que exige el análisis acerca de lo que motiva a los clientes a comprar uno u otro producto, así como las sensaciones que esto les produce. Basado en lo que la mente busca a la hora de comprar, se puede hacer lo siguiente:


Mantener la novedad
El cerebro humano busca constantemente aquello que es innovador y novedoso, en vista de que le parece atractivo e interesante. Por tanto, siempre es posible ofrecer nuevos productos o servicios a los clientes, así como algunas cosas nuevas de los ya existentes.


Satisfacer una necesidad
Sin distinción alguna, todo negocio nace de la necesidad de satisfacer a las personas en algún sentido. Cuando los humanos se sienten bien recompensados tienden a segregar una hormona que se llama dopamina y que le proporciona un bienestar bastante atractivo.
Por tanto, lo aconsejable para incrementar las ventas es ofrecer un proceso de compra en el que el cliente se sienta a gusto y recompensado en todo momento; esto le genera una sensación de bienestar que le hace querer seguir comprando de forma inconsciente.


Nuevas experiencias
Como el cerebro está en búsqueda constante de nuevas experiencias, al comprar un producto que le aporta esta sensación, la persona libera serotonina, una hormona que le ayuda a mantener un buen estado de ánimo y eso hace que el proceso de compra sea cada vez más agradable.

Presentar soluciones a problemas
Todo producto comprado por una persona tiene una finalidad específica. Es por ello por lo que se aconseja presentar la mercancía como la mejor solución a un problema o situación por la que pase el cliente. Esto lo enganchará inconscientemente.

¿Estas aplicando las técnicas de Neuromarketing en tu negocio? ¿En tu estrategia digital?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba